PAU GASOL VUELVE A CASA: UNA GRAN FORTUNA, EL APOYO DE SU ESPOSA PERIODISTA Y LA TRÁGICA PÉRDIDA DE ‘SU HERMANO’ KOBE BRYANT

PAU GASOL VUELVE A CASA: UNA GRAN FORTUNA, EL APOYO DE SU ESPOSA PERIODISTA Y LA TRÁGICA PÉRDIDA DE ‘SU HERMANO’ KOBE BRYANT

Nada de retirada. Pese a que en los últimos meses se había rumoreado que Pau Gasol (40) podría abandonar definitivamente el mundo del baloncesto después de sufrir una fractura en el pie izquierdo en mayo de 2019, el deportista anunciaba este martes que vuelve a casa. Gasol regresa al Barcelona, el equipo que le vio nacer y que le hizo dar el salto a Estados Unidos, donde se convirtió en uno de los mejores jugadores de todos los tiempos. "Estoy muy contento de anunciar que vuelvo a casa y que pronto me incorporaré a las filas del FC Barcelona de baloncesto. Me siento feliz de volver al club en el que empecé y afronto esta oportunidad con ilusión y con la esperanza de poder aportar al primer equipo pronto", decía el catalán en un video subido a sus redes sociales en el que además quiso rendir homenaje a su amigo Kobe Bryant, fallecido hace un año, luciendo una camiseta con su nombre.

Gasol lleva más de dos décadas en Estados Unidos y actualmente estaba instalado en una preciosa mansión en San Francisco, donde reside junto a su mujer y su hija de apenas unos meses. La grave lesión de hace casi dos años se produjo poco después de su fichaje por los Portland Trail Blazers, equipo con el que tuvo que rescindir su contrato poco después. Pau puede presumir de ser ya el mejor baloncestista español de la historia (ha ganado un Mundial más dos platas y dos bronces olímpicos) y ha sido uno de los pesos pesados de la NBA gracias sobre todo a su etapa en Los Ángeles Lakers, donde logró dos anillos de campeón junto a Bryant.

Pudo ser médico como su madre

Nacido en Barcelona e hijo mayor de Agustí Gasol y Marisa Sáez, sus padres se dedican al sector sanitario. Agustí es ATS y su madre es médico internista y siempre quisieron que su hijo siguiera sus pasos llegando Pau incluso a matricularse en Medicina en la universidad, carrera que abandonó para convertir su hobbie desde niño, el baloncesto, en su profesión. Pau tiene dos hermanos: Marc (36), también baloncestista profesional y que en la actualidad juega en Los Lakers, y Adriá (27), que jugó en Memphis y en 2012 comenzó la carrera de Ingeniería en la Universidad de California para después regresar a España y jugar en la primera división catalana del mismo deporte que sus hermanos mayores.

La admirable carrera de Pau comenzó en 2001 cuando, tras una etapa en el FC Barcelona -donde había ingresado con 16 años- y ser elegido como ‘rookie’ (premio que se otorga al jugador que debuta en la NBA) por los Atlanta Hawks, los Grizzlies se hicieron con él. En aquel momento, su padre se mudó a USA con él para poder asesorarle y asegurarse de que el joven mantuviera los pies en la tierra. El 1 de febrero de 2008 era traspasado a Los Ángeles Lakers y después de su primer partido, su nuevo compañero, y que después se convertiría en su mejor amigo, Kobe Bryant declaró: “Pau Gasol es increíble”. En este equipo logró sus grandes éxitos y en él jugó hasta la temporada 2013-2014, cuando fichó por los Chicago Bulls y tres años después por los San Antonio Spurs.

Una fortuna bien invertida

Gracias a sus veinte años en la NBA, Gasol ha hecho una gran fortuna valorada en unos 57 millones de euros, según Celebrity Net Worth, y ha ganado más de 200 millones sólo durante sus años en la liga profesional estadounidense (en su último año en Los Lakers figuró entre los deportistas con más ingresos, según Forbes). Pese a saberse poco de cómo ha sido su vida en Estados Unidos a lo largo de todos estos años, Gasol, igual que muchos jugadores españoles, ha preferido la vida tranquila y siempre ha estado alejado de figurar en los medios si no era por su trabajo deportivo.

Se sabe que a nivel empresarial es propietario, junto a Rafa Nadal, Enrique Iglesias y el grupo liderado por Abel Matutes Jr, de Tatel, restaurante de moda frecuentado por rostros conocidos que tiene sedes en Madrid, Ibiza y Miami. Es accionista también del restaurante Zela, con locales en Ibiza y Londres, y que cuentan con grandes chefs como Ricardo Sanz, chef del Grupo Kabuki y con varias estrellas Michelín. Además es asesor del proyecto de museos deportivos de Mediapro y participa en varios programas de desarrollo de talento como su proyecto Dream Big. Junto a su hermano Marc creó en 2013 la Fundación Gasol para colaborar en la promoción de la salud y el fomento de hábitos de vida saludable.