Robert de Niro, al borde de la ruina

Robert de Niro, al borde de la ruina

Como ha ocurrido con muchos profesionales del mundo del arte y el espectáculo, la pandemia ha azotado la carrera de Robert de Niro, quien en los últimos meses ha visto como desaparecían muchos de sus proyectos. Este hecho, unido a los problemas económicos que le está acarreando su divorcio de Grace Hightower, ha puesto a la estrella de Hollywood en una complicada situación monetaria.

Ha sido Caroline Krauss, la abogada del protagonista de Uno de los nuestros, quien ha revelado la complicada situación por la que pasa su defendido. Durante una audiencia online dentro del proceso de divorcio, la letrada se ha mostrado muy negativa con respecto a las cuentas de su cliente ante un juez de Manhattan.

"El señor De Niro tiene 77 años, y aunque ama su oficio, no debería verse obligado a trabajar a este ritmo prodigioso porque tiene que hacerlo. ¿Cuándo terminará eso? ¿Cuándo tendrá la oportunidad de quizás no coger todos los proyectos que se le presenten? ¿O no trabajar seis días a la semana durante 12 horas al día simplemente para seguir el ritmo de la sed de la señorita Hightower por Stella McCartney?", ha dicho haciendo referencia a la pasión de su ex mujer por la moda. "De Niro podría enfermar mañana, y la fiesta habrá terminado", han sido sus contundentes palabras finales.

Villa Leopolda, la mansión de los 700 millones de euros que Leopoldo II de Bélgica construyó para su amante

Por su parte, el letrado de Hightower desmiente que la situación del actor sea tal y como la describe Caroline Krauss, y apunta que De Niro "ganó cinco millones de dólares por actuar en la exitosa película El Irlandés; gastó 450.000 dólares en un alquiler de verano en Amagansett en 2019, también gastó 150.000 dólares en unas vacaciones de Acción de Gracias y un millón en sus hijos adultos en 2019 y 2020", según contó Fox News.

La historia entre De Niro y Hightower lleva años dando que hablar. La pareja se casó en 1997. Ella era azafata de vuelo de TWA y tras dos años de matrimonio firmaron su primer divorcio en el 99. En 2004 ambos sorprendieron al darse una nueva oportunidad, aunque quisieron hacer un acuerdo prenupcial que beneficiase a ambos en caso de una nueva separación. En 2018 llegó ese segundo desencuentro y, de acuerdo a lo firmado, el intérprete de Los intocables de Eliot Ness debe abonar un millón de dólares al año a su ex pareja.