Kobe Bryant: Se subasta su primera canasta

Kobe Bryant: Se subasta su primera canasta

Ha pasado poco más de un año desde la muerte de Kobe Bryant y su hija Gianna de trece años en un accidente de helicóptero. El mundo del baloncesto todavía llora la pérdida de quien fuera una de las grandes estrellas de la NBA, y sus compañeros y seguidores de todo el mundo tienen tanto a Kobe como a Gianna más presentes que nunca. Tras el trágico suceso, las pertenencias del deportista se han ido, poco a poco, subastando para que estén en manos de aquellos que quieren quedarse con un recuerdo físico del jugador de Los Angeles Lakers. Así, ha llegado el turno de vender la canasta con el que practicaba cuando era niño y realizó sus primeros tiros.

Según distintos medios estadounidenses, esta canasta se encontraba en una vivienda de Pensilvania donde Kobe Bryant creció y vivió su infancia. El propietario, cuya identidad no ha trascendido, decidió poner a la venta la casa de dos plantas y al percatarse de que la canasta estaba allí, pidió un plus al comprador. Al parecer, el comprador se negó a ofrecer más dinero por el aro de baloncesto y el vendedor lo puso a subasta en Heritage Auctions. El domingo pasado, finalizó el plazo para pujar y el valor final del obsequio superó los 37.000 dólares.

No en vano, son muchas las cosas que se han vendido del llamado Black Mamba: una edición de la revista 'Sports Illustrated' de Michael Jordan dedicada a Kobe y otros artículos como pelotas de baloncesto, por ejemplo. Pero, además, la venta de camisetas y artículos de merchandising dedicados al deportista se ha disparado este último año. De la misma manera, no han cesado los homenajes y tributos. Uno de los últimos, un mural ubicado en el centro de Los Ángeles en el que aparecen Pau Gasol y Kobe fundiéndose en un cariñoso abrazo. El dibujo hace referencia al estrecho vínculo que les unía y que, en tantas ocasiones, ha demostrado el español, siempre pendiente de la mujer y las hijas que su compañero dejó en vida.

placeholderEl mural de Paul Gasol y Kobe Bryant en Los Ángeles. 

Sobre la verdad del trágico accidente todavía hay muchas incógnitas, pero hace unas semanas los investigadores de la NTSB, el organismo federal estadounidense que se ocupa de los accidentes de transporte, hacían públicas algunas de sus conclusiones. Como se explicó detalladamente en Vanitatis, "el piloto del helicóptero que se estrelló en California el 26 de enero de 2020 con la estrella de la NBA, su hija Gigi y otras siete personas a bordo no solo violó las reglas al volar a través de las nubes, sino que también perdió tanto la orientación que estaba convencido de que la aeronave ascendía cuando en realidad estaba perdiendo altitud".