Pamela Anderson se casa en secreto con su guardaespaldas

Pamela Anderson se casa en secreto con su guardaespaldas

Pamela Anderson (53) es una caja de sorpresas. La protagonista de Los vigilantes de la playa ha anunciado que se ha casado en secreto con Dan Hayhurst, su guardaespaldas en una ceremonia celebrada en la pasada Nochebuena en la casa de la actriz en Vancouver, Canadá, su país natal. La boda se ha celebrado un año después de su anterior enlace con el productor de cine Jon Peters, con el que solo estuvo casada 12 días.

Anderson ha revelado al Daily Mail que su guardaespaldas y ella se enamoraron durante el confinamiento. "Este año juntos ha contado como siete, como los años en la vida de los perros", ha bromeado Pamela en declaraciones al medio británico, que ha obtenido en exclusiva las primeras imágenes del enlace en las que se puede apreciar la vaporosa falda azul y el corsé a juego que eligió para su gran día.

Se trata de la cuarta boda para Pamela, y del segundo enlace que celebra además en los últimos doce meses, ya que en enero de 2020 se unió con el empresario Jon Peters en una ceremonia que ella aseguró tras su ruptura que no había tenido ningún valor legal. Sin embargo, su último enlace guarda un significado muy especial para la intérprete, que le hace sentir que ha "cerrado el círculo", al haber tenido lugar en el jardín trasero de la propiedad que ella les compró a sus abuelos hace veinticinco años y donde se casaron también sus propios padres, que aún siguen juntos.

Poco antes de que la actriz anunciara su boda decidió borrarse de las redes sociales y publicar su última imagen, un primer plano donde aparece con gesto seductor. "Este será mi último post en Instagram, Twitter o Facebook", ha escrito junto a la foto.

Anderson alega que nunca ha estado interesada en las redes que, asegura, se utilizan como una forma de control mental. En el mismo post la actriz cuenta que se va a dedicar a la lectura y a disfrutar de la naturaleza. "Ahora que me he asentado en la vida estoy realmente inspirada por leer y estar en la naturaleza. Soy libre", ha escrito antes de aconsejar a sus seguidores que hagan lo mismo. "Intentad no dejaos seducir por la pérdida de tiempo. Eso es lo que ELLOS quieren y pueden usar para ganar dinero y controlar tu cerebro".

Pamela ha incluido varios hashtags como "vida", "libertad", "naturaleza", "conexión humana", "intimidad" y "amor".

Sus seguidores han contestado con muchos mensajes en los que aseguran que la echarán de menos. Aunque las cuentas no incluyan nuevas fotos, podrán seguir disfrutando de anteriores posts porque la actriz no ha borrado ninguno ni va a cerrar ninguna de sus cuentas, donde ha venido colgando fotos de sus años de esplendor o mensajes en favor de los animales (es colaboradora de Peta) o de Julian Assange.