Tim Burton desvela qué cuadro inspira sus películas, y está en Madrid

Tim Burton desvela qué cuadro inspira sus películas, y está en Madrid

Afinales del pasado mes de junio, el Museo del Prado se llenaba de ilustres visitantes con la gran noche de Pedro Sánchez y Begoña Gómez durante la cena de la OTAN en la pinacoteca madrileña. Allí llamaba la atención especialmente el interés en los cuadros de Boris Johnson, muy expresivo mientras recorría el amplio salón y prestaba atención a todas las majestuosas pinturas como 'Las tres Gracias', de Rubens. Ahora ha sido un no menos importante visitante el que ha tenido la oportunidad de pasearse por el museo, con el añadido de poder contemplar en directo su obra favorita. El siempre genial director Tim Burton ha sido invitado de honor en el Prado y se ha entusiasmado al ver expuesto 'El jardín de las delicias', de El Bosco.

El realizador de cine fantástico, que acaba de estrenar en Netflix 'Miércoles', su debut en el mundo de las series con un 'spin-off' de 'La familia Addams', ha visitado la capital para la inauguración del espectáculo 'El laberinto de Tim Burton', una inmersiva experiencia por los diferentes mundos que ha creado a lo largo de su dilatada carrera. En él se pueden admirar obras originales, recreaciones de sus personajes y películas, experiencias sensoriales y muchas más sorpresas sobrenaturales.

 En su paso por la célebre pinacoteca, Burton –al que el alcalde José Luis Martínez-Almeida pretende nombrar embajador de Madrid– grababa un pequeño vídeo en el que asegura que el críptico tríptico es su "pintura favorita del mundo entero". Visiblemente emocionado, el artista afirma que "es la que me inspiró y la que estoy tan contento de ver".

La enigmática y surrealista obra de Jheronimus Bosch, que podría encajar perfectamente en uno de los muchos mundos fantásticos que ha creado el cineasta estadounidense, fue pintada a principios del siglo XVI y años después terminó en manos del rey Felipe II, gran admirador del pintor holandés, que la conservó durante un tiempo en el Monasterio de El Escorial.

El cuadro está considerado como una de las obras más fascinantes y misteriosas de la historia del arte y forma parte de los fondos de la exposición permanente del Museo del Prado de Madrid desde 1939.

Tras admirar el cuadro, el ganador del Globo de Oro en 2007 por 'Sweeney Todd' y nominado en dos ocasiones a los Oscar completó su periplo por la capital con una visita al Santiago Bernabéu, donde pudo contemplar cómo avanzan las obras del estadio del Real Madrid. Emilio Butragueño, director de Relaciones Institucionales del club, recibió al cineasta a las puertas del feudo madridista, le explicó los entresijos de las obras y le mostró el museo del club, donde se exhiben las 14 copas de Europa ganadas por el equipo blanco de fútbol. Tim Burton se fotografió con una de la Champions, se sentó en el lugar del francés Karim Benzema en el vestuario y pisó el terreno de juego. Además, se llevó de recuerdo una camiseta personalizada con el dorsal número 1.