Roger Federer se retira: su lado más personal y cuantiosa fortuna

Roger Federer se retira: su lado más personal y cuantiosa fortuna

La carrera de uno de los mejores del mundo en la historia del tenis ha llegado a su fin. Roger Federer ha anunciado su retirada a los 41 años, tras más de tres décadas en activo y una última etapa marcada por las lesiones. Ganador de 20 torneos de Grand Slam, su trayectoria está repleta de logros profesionales e hitos que hasta la fecha nadie ha superado. Entre ellos, ser el tenista con más títulos y victorias en pista dura y en hierba y el segundo tenista con más títulos conseguidos 'outdoor' de la Era Abierta. Retirarse ha sido, por tanto, una decisión meditada y uno de los pasos más importantes de su vida. "Cómo muchos sabéis, los últimos tres años han sido un desafío para mí por las lesiones y operaciones. He trabajado duro para poder volver a mi mejor forma, pero también sé las limitaciones de mi cuerpo y los mensajes que me ha mandado han sido claros [...]. Tengo 41 años, he jugado más de 1.500 partidos durante 24 años, el tenis me ha tratado de manera más generosa de lo que nunca soñé y hay que reconocer cuándo es hora de poner final a mi carrera profesional", explica Federer en un vídeo en sus redes sociales.

Nacido el 8 de agosto de 1981 en Basilea (Suiza), Roger Federer crece en el seno de una familia de clase media junto a su hermana mayor, Diana. Hijo de Lynette y Robert Federer, ella de origen sudafricano y él de origen suizo, hasta convertirse en su mánager, se ganaba bien la vida como representante de los laboratorios farmacéuticos Ciba-Geigy (Novartis). Hay quienes aseguran que la clave de la grandeza de Federer reside, precisamente, en el escaso apoyo que recibió de sus padres al principio, quienes se esforzaron por que mantuviera los pies en el suelo y fuera consecuente con sus actos.

 "Aquí está la parte de la grandeza de Roger: cuando era niño no se enfocaba en el tenis y no recibía grandes entrenamientos de golpeo o fuerza. Practicó deportes muy distintos, como el skate, la natación, el ping-pong, fútbol y bádminton. No empezó a jugar competiciones de tenis hasta que fue un adolescente. Incluso entonces sus padres le desanimaron para que no se lo tomase muy en serio", aseguraba el mismísimo Bill Gates en su blog.

No fue hasta que tuvo catorce años cuando empezó a profesionalizarse y el resto es historia. No obstante, entre las pocas declaraciones que ha dado el padre del tenista públicamente, llegó a confesar que su hijo tuvo una adolescencia rebelde, en la que su fuerte carácter y su competitividad le llevaron a protagonizar algún que otro incidente importante con sus rivales. "Cuando era muy joven, y empecé a jugar a los tres años, siempre decía palabrotas en la pista, lanzando raquetas y todo lo demás. Mis padres se sentían avergonzados y me decían que dejara de comportarme así; de lo contrario, no vendrían más a los torneos conmigo. Tuve que calmarme, pero tardé hasta los 19 años en empezar a mejorar en ese aspecto", aseguraba Roger en una entrevista, mientras intentaba dar ejemplo a sus seguidores.

Por suerte, maduró y aprendió a mantener la calma en todos los aspectos de su vida y esto quizá fue lo que conquistó a quien hoy es su mujer y la madre de sus hijos, Mirka Vavrinec. La pareja se conoció en los Juegos Olímpicos de Sídney y se casaron nueve años más tarde, en una fiesta a la que asistieron sus familiares y amigos más cercanos. Tienen cuatro niños, dos gemelas, Myla Rose y Charlene Riva, que vinieron al mundo en Suiza el 23 de julio de 2009, y otros dos gemelos, Leo y Lenny, que nacieron en mayo de 2014. El éxito de su historia de amor reside, en parte, en que ella también es tenista, ya retirada, porque decidió priorizar su vida personal al lado del astro de la raqueta. Aunque su carrera no puede equipararse a la de su marido (las lesiones que arrastraba lastraron sus posibilidades), esta eslovaca, que emigró a Suiza cuando tenía solo dos años, entiende a la perfección los sacrificios a los que se ha tenido que someter Roger Federer a lo largo de su trayectoria.

"Si mi esposa me dice que pare, lo dejo ya sin ningún problema. Es mi mejor apoyo. Por ella sigo; si no, haría tiempo que hubiera dejado de ser tenista. Nadie me respalda como ella y hace un gran trabajo con los niños. La vida sería muy diferente sin ella", aseguraba el tenista en 'Mundo Deportivo' hace unos años, elogiando a quien, sin duda alguna, es el amor de su vida. La vida no le ha ido mal a Roger Federer ni en lo personal, ni en lo económico. Según el dato de la Wikipedia, el suizo habría ganado la friolera de 130.594.339 dólares estadounidenses durante su carrera deportiva. Algo que no es de extrañar, teniendo en cuenta que el año pasado entraba en una privilegiada lista de deportistas que habían generado más de 1.000 millones de dólares, formada únicamente por el golfista Tiger Woods, el boxeador Floyd Mayweather, el baloncestista LeBron James y los futbolistas Cristiano Ronaldo y Messi.