La familia de Sean Connery viaja en un tren de lujo por Escocia para esparcir las cenizas del actor

La familia de Sean Connery viaja en un tren de lujo por Escocia para esparcir las cenizas del actor

Cuando Sean Connery murió, supuestamente pidió a su mujer, Micheline Roquebrune, que esparciera sus cenizas tanto en su hogar de adopción, las Bahamas, como en su Escocia natal. Ahora, casi dos años después de su muerte a la edad de 90 años, la familia ha hecho precisamente eso, emprendiendo un viaje al norte de la frontera para celebrar su vida.

La familia ha iniciado un viaje en un tren de lujo, el Royal Scotsman, alquilado especialmente para la ocasión, coincidiendo con el 92º cumpleaños del actor, el 25 de agosto.

La nieta del intérprete, Saskia, ha compartido varias imágenes del glamuroso viaje, en las que se la ve posando con el novio de su hermana Natasha, Harper Peck, nieto a su vez del legendario actor Gregory Peck. En otra, aparece con un cubo de champán en la cabeza: "Pronosticando el sombrero de cubo de champán como una gran tendencia de otoño".

Saskia es la hija del hijastro de Connery, Stéphane, hijo a su vez de la segunda esposa de Connery, la bella marroquí-francesa Micheline. Creció en las Bahamas con sus dos hermanas Natasha y Samara.

La joven de 26 años, que es diseñadora de trajes de baño, rompió recientemente su compromiso con su novio banquero de 35 años, Phillip Thomas Muhr. La pareja se comprometió en la primavera de 2021, seis meses después de la muerte de su abuelo, fallecido en octubre de 2020. En declaraciones a la revista People en ese momento, dijeron: “Estamos muy felices de habernos encontrado el uno al otro y no podemos esperar a pasar el resto de nuestras vidas juntos”.